miércoles, 12 de febrero de 2014

Curiosidades de la descomposición

Este es otro ejemplo de los trabajos del alumnado del primer ciclo del colegio Blas Infante.

Paso a explicar la fotografía.

Consiste en los ya conocidos adosados o casitas. Es un ejercicio de descomposición. La maestra le indica un número que ellos indican en el tejado de la casa.En este caso es el 649. Las tres columnas de la casa indican de derecha a izquierda las unidades, decenas y centenas. El niño/a tiene que representar el número 649 de todas las formas posibles.

La sorpresa de la maestra es cuando a un niño se le ocurre utilizar la multiplicación, la suma o la resta en algunas de las columnas para indicar otras formas de descomposición.

Me decía la maestra que era muy curioso porque en clase nunca se había trabajado de esa manera.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada